Absceso y fístula anal

Un paciente que siente malestar general, fiebre y dolor anal puede estar padeciendo un absceso y/o fístula anal. Estos términos describen enfermedades comunes que pocos pacientes conocen bien.

-Qué es un absceso anal?

Un absceso es una cavidad infectada llena de pus cerca del ano o recto.

-Qué es una fístula anal?



Generalmente como resultado de un absceso previo se forma un túnel pequeño – fístula  - conectando la glándula anal que originó la infección con la piel de las nalgas por fuera del ano.

-Cuál es la causa un absceso?

Resulta de una infección de una glándula anal por la entrada de una bacteria dentro del tejido. Ciertas condiciones como colitis u otras inflamaciones favorecen este tipo de infección.

-Cuál es la causa de una fístula?

Después que un absceso fue drenado quirúrgicamente, el túnel formado puede persistir conectando a la glándula anal con la piel cerca del ano – fístula- . Si esto ocurre continuará drenando un líquido amarillento por el orificio exterior. Si el orificio exterior se cerrara se formaría otro absceso, necesitando nuevamente un drenaje quirúrgico.

-Cuales son los síntomas de un absceso y fístula anal?

Dolor constante anal, inflamación en la piel cerca del ano, fiebre, drenaje de pus espontánea, malestar general.

-Un absceso siempre genera una fístula?

No. La fístula aparece en un 50% de todos los abscesos y no hay forma de predecir su aparición.

-Cómo es el tratamiento de un absceso?

El tratamiento es el drenaje quirúrgico con anestesia local en el consultorio. En algunos casos (celulitis o mal estado general) es necesaria la internación para el tratamiento antibiótico asociado y controles estrictos.

-Cómo es el tratamiento de una fístula?

La cirugía es necesaria para la curación. Aunque es de relativa simpleza, deberá ser realizada por un especialista colorectal dado que pueden aparecer complicaciones graves si no se toman los recaudos necesarios.