Hemorragia digestiva

El sangrado profuso del tracto gastrointestinal puede ser un riesgo de vida y constituye una emergencia médica, necesitando un rápido tratamiento en un ambiente hospitalario.

Las causas más comunes de sangrado del tracto digestivo bajo son:

  1. Enfermedades anorectales (hemorroides, fisura, prolapso, ulceras, cáncer)
  2. Diverticulos
  3. Pólipos
  4. Cáncer colorectal
  5. Colitis ulcerosa y Enfermedad de Crohn
  6. Malformación arteriovenosa

Ante la presencia de sangrado por vía digestiva, se recomienda consultar con su médico de cabecera quien podrá evaluar el origen del sangrado y sobre todo el riesgo de una hemorragia importante. Habitualmente las causas son simples y se resuelven espontáneamente, pero en algunos casos es necesaria una cirugía de urgencia para su tratamiento.